lunes, 24 de enero de 2011

Bono, la potente voz de un activista político

Hay voces que suenan fuerte, cuyos ecos llegan a todo el mundo, pero son escasas y suelen presentarse rara vez.

Cuando esas voces, además, adoptan una causa, su efecto es impresionante, inconmensurable. Así pasa con la voz de Bono, el vocalista del grupo irlandés U2, Paul David Hewson, quien desde hace más de una década sumó su voz a los desprotegidos de la tierra, a los que nada tienen, y comparte su tiempo creativo en escribir para su banda y en el activismo político que lo distingue.

Esta semana, Bono, ese famoso dublinés, participará en el Foro de Davos, desde donde ha lidiado varias batallas que hoy en día han dado frutos. Lo mismo en sus campañas contra la extrema pobreza y enfermedades como el sida en África, de ayuda a los niños víctimas del derrame nuclear de Chernobyl, que apoyando a Amnistía Internacional, Greenpeace o exigiendo un cambio político en Birmania y la liberación de la premio Nobel Aung Suu Kii.

El miércoles que se inaugure el Foro Económico Mundial será otra oportunidad para Bono, con sus 50 años cumplidos, de avanzar esas causas y buscar el respaldo entre los líderes del mundo a esos proyectos.

Bono es inseparable de sus lentes oscuros, sean amarillos o negros, es candidato a premio Nobel de la Paz y, sobre todo, es una presencia constante en la filantropía en el mundo.

¿Cómo surgió ese espíritu en este irlandés que, incluso, fue nombrado caballero por la reina Isabel?

Bono nació en Dublín, Irlanda, en 1960 y creció en un barrio de clase media, media baja, en donde estudió y conoció a los demás integrantes de U2. Cuentan que a los 16 años de edad Bono, en 1975, junto con The Edge, David Evans, lo mismo que Adam Clayton y Larry Mullen respondieron a una convocatoria escolar y fundaron una banda que fue el germen de lo que hoy es U2, aunque por aquella época sólo querían divertirse y tocar algo de música.

Más de 30 años lleva Bono tocando con su banda, desde sus tiempos en la preparatoria hasta ahora que U2 vendrá de nuevo a México en unos meses.

Esa permanencia en la música y en el activismo muestran una vida de estabilidad, aunque él se empeñe en decir lo contrario y en citar que para ser un rockstar tienes que tener una gran carencia, sólo así se explica que en lugar de estar en tu casa te la pases escuchando a 70 mil personas decir que te aman.

Quien sí lo ama es su esposa Alison, con ella se casó en 1982, después de seis años de relación y con ella tiene cuatro hijos.

En la última década, Bono se convirtió en un activista político destacado, lo mismo se reunió con los presidentes de Estados Unidos George Bush y Bill Clinton que con el presidente de Rusia, con Lula da Silva en Brasil, o con el mismo Papa, junto a quien se le vio en una famosa imagen de Juan Pablo II con los lentes de mosca del cantante.




En esas reuniones, como a la que irá esta semana en Davos, siempre su objetivo ha sido mover conciencias, sensibilizar, cambiar las prioridades de las políticas públicas en favor de quienes sufren hambre, padecen sida o cuyos derechos humanos han sido violados.

Por eso, Bono siempre dice que nuestra época será recordada por tres cosas: por ser la de la guerra del terror, por la revolución digital y por lo que hagamos o dejemos de hacer por África.

De mi parte, agregaría que también será recordada por Bono, sin duda.

Hasta la próxima.



Bono y sus discursos

Harvard University Commencement Speech
http://isocracytx.net/hp-org/bonospeech.html


At the National Prayer Breakfast
http://forums.macrumors.com/archive/index.php/t-178388.html


Su página: www.u2,com
y una de sus fundaciones: 
http://www.one.org/c/international/about/944/



http://www.u2.com/heartsandminds/

No hay comentarios: