lunes, 12 de octubre de 2009

Matt Groening

Son amarillos, tienen cuatro dedos, representan lo peor y lo mejor de la cultura estadounidense y, sobre todo, ya tienen su propio día. Así celebró el festival de Cannes, el Mipcom, la feria audiovisual más importante desde hace 25 años, la semana pasada a Los Simpson, cuando de manera unánime, decidieron rendirle un homenaje a esta peculiar, simpática y cínica familia norteamericana, así como a su creador e inspiración: Matt Groening.o Matthew Abraham Groening, el cual es su nombre completo.

Matt Groening es un hombre robusto, que ronda los 55 años, con una piel extremadamente blanca y una cara color camarón, de aspecto bonachón, acentuado quizá por los anteojos circulares o su barba de candado.

Liberal, originario de Oregon, Groening cuenta sin empacho que los Simpson fueron bautizados así gracias a su familia. Homero es su padre, Marge, su mamá y Lisa y Maggie, sus hermanas y quizá por eso la serie está llena de referencias autobiográficas.

Aunque Groening comenzó su carrera con una exitosa tira cómica, Life in Hell, creada en 1977 y que aún se publica semanalmente en 250 periódicos estadounidenses, fue sólo hasta que dio vida a Los Simpson cuando se volvió popular, no sólo en Estados Unidos, sino en el mundo entero..

Dibujante, productor de televisión y escritor, Matt Groening es originario de Portland, Oregón, pero reside en Los Angeles, ciudad que lo vio dar a luz a esa extraña familia que lleva 20 años sin crecer y que, justo por 20 años de existencia, recibió su premio.

Esta familia de Springfield debe su color amarillo a la resistencia de Groening a pintarlos de rosa. Esa decisión, también cambió la manera en que se hacía animación para televisión, pero quizá más profundo aún, hizo a la animación perder esa inocencia que le caracterizaba, para darle espacio a una familia tradicional, conservadora, creada en 1987 y lanzada originalmente por Fox.

Pero Groening también ha buscado hacer otras cosas, como por ejemplo, su editorial Bongo Comic, desde donde ha publicado decenas de libros basados en la popular serie amarilla, cuyos creativos discuten ahora si invitan a Barack Obama a hacer una breve aparición en la serie.

Groening ha ganado nueve premios Emi por la serie y uno más por Futurama. Otra historia creada y concebida para Fox, pero que no pudo igualar en éxito a Los Simpson, aunque comparte ese humor ácido, oscuro, crítico y satírico, pero que no busca angustiar.

Los Simpson, dice finalmente Groening, le deben más a Frank Zappa que a Walt Disney y su autor, fue también un periodista como muchos colegas que, en la redacción de Los Ángeles Reader, hizo de todo: escribir, formar, editar, responder teléfonos y, finalmente, tener su propio cartón.

Ahora, ya existe un día de Los Simpson y quizá ello no haga mejor a la serie, no podría, pero sí nos da un pretexto para volver a verla y disfrutarla, aun aquellos que se resisten a su encanto porque quizá en el fondo temen quedar atrapados por esta magia amarilla.

(Radiografìas para el lunes 12 de octubre de 2009 / Por Héctor Zamarrón)


No hay comentarios: