lunes, 25 de enero de 2010

Xóchitl Gálvez


Sabemos que es aficionada al futbol y que le gusta apostar por un equipo que hace mucho no gana un título, el Cruz Azul, también que fue funcionaria en el pasado gobierno y que se caracteriza por no cuidar mucho su forma de hablar; es directa, dice lo que piensa y quizá gracias a esa cualidad sea que está de vuelta en política, a punto de encabezar una coalición opositora para disputar la gubernatura de Hidalgo.

Se trata de Xóchitl Gálvez, una mujer que a sus 45 años de edad y con una exitosa carrera empresarial está de nuevo metida en la política tras su paso por el foxismo como Comisionada para la atención de los pueblos indios.

Xóchitl Gálvez tiene ascendencia otomí y nació en 1963 en Tepatepec, un pequeño municipio de Hidalgo, conocido por ser sede de la escuela normal de El Mexe.

Y quizá ese hubiera sido su destino, convertirse en una maestra normalista, a no ser que optó por estudiar en la ciudad de México, luego de sortear miseria, rezago y olvido, como los miles de familias pobres que habitan el Valle del Mezquital.

Cuarta de cinco hermanos, se enfocó en el estudio y llegó a ser ingeniera en Computación con una maestría en Telecomunicaciones. Xóchitl Gálvez se especializó en el extranjero en la construcción, automatización y operación de edificios inteligentes, lo que le ayudó a fundar su propia empresa High Tech Services, antes de cumplir los treinta años, en 1992, y dos años tarde ya se había ganado el premio a la empresaria del año.

Poco después, en 1995 creó la Fundación Porvenir destinada a combatir la desnutrición infantil en las comunidades indígenas a través de un programa de adoptar una comunidad.

Su personalidad y la combinación de empresaria y filantrópa, detonaron en el 2000 cuando todo le cayó en cascada. Primero, el Museo Amparo de Puebla le entregó una distinción por su trabajo social, luego el Foro Económico Mundial de Davos en Suiza la incluyó en su lista de los 100 líderes Globales del futuro del mundo

Después, la revista Bussines Week también la incluyó en su lista de los 25 líderes que traerían un cambio en Latinoamérica y, finalmente, le llegó la invitación a profundizar desde el gobierno la misma tarea en la que llevaba cinco años trabajando.

Ya como funcionaria pública, los reflectores sacaron a la luz su lado dicharachero que incluso ahora es utilizado en su contra en Hidalgo.

Son famosas sus frases como la de “Yo cojo diario” o “Yo sigo la dieta de don Chucho, como poco y cojo mucho”, con las que escandalizó a muchos.

También son famosas sus apuestas con otros personajes públicos para construir puentes o regalar computadoras a las comunidades indígenas. Gane o pierda su equipo, alguien pagará la apuesta, a veces ella, o su contrario.

Si de niña vendía gelatinas en las míseras calles de su pueblo, ahora vende ideas y proyectos. Si logra ser candidata de la coalición lo sabremos en un par de semanas y en julio, si se convirtió en gobernadora de Hidalgo, mientras tanto, desde aquí la acompañamos en su viaje.

Hasta la próxima.



Xochitl_Galvez
Xochitl_Galvez.wav
Hosted by eSnips


No hay comentarios: