lunes, 7 de diciembre de 2009

José Emilio Pacheco







Jose_Emilio_Pachec...
A JEP lo conocemos por sus inventarios en Proceso, publicados regularmente a lo largo de décadas  años, así como por sus poemas y algunos textos cortos como Batallas en el desierto o El Principio de placer


Nació en 1939, un año clave para el exilio español tan importante en su vida, y 2009 ha sido el año de los homenajes y de los premios que se han sucedió en cadena, como si uno llamara al otro o como si repentinamente el vaso de su popularidad se hubiera llenado y comenzara a desbordarse con una inundación imparable.


En mayo ganó el premio de poesía reina Sofía y la reina del mismo nombre se lo entregó en el antiguo palacio de Oriente, en Madrid.


En junio pasado, al cumplir sus 70 años, recibió medalla de oro de Bellas Artes y su novela corta Batallas en el desierto fue leída en voz alta y escuchada por cientos de jóvenes que ahora parecen seguirlo en legión.


Por eso también es que la semana pasada, después de conocerse que ganaba el premio Cervantes y el de la Feria Internacional del Libro, por los pasillos de ésta decenas de jóvenes desfilaban pidiendo su autógrafo, una foto con él o portando una playera negra con el lema “Todos somos Pachecos”


Pacheco es autor de poesía, cuento, ensayo, crónica, director y editor de colecciones bibliográficas y diversas publicaciones y suplementos culturales, así como profesor universitario e investigador y hasta autor de un guión de cine, cuando en 1973, trabajó junto a Arturo Ripstein para escribir El Santo Oficio, una película sobre la Inquisición en la España del siglo XVI..


Las batallas en el desierto novela corta convertida en película por Alberto Isaac y en canción por Café Tacvba es una de las más populares y conocidas de sus obras.


Pero quizá la que quienes admiramos a Pacheco siempre tendremos en mente son aquellos versos de "Alta traición":


"No amo mi patria. / Su fulgor abstracto / es inasible. / Pero (aunque suene mal) / daría la vida / por diez lugares suyos, / cierta gente, / puertos, bosques de pinos, fortalezas, / una ciudad deshecha, gris, monstruosa, / varias figuras de su historia, montañas / -y tres o cuatro ríos".


Traductor de Elliot, conocedor de Borges, su vida personal es prácticamente desconocida más allá de su círculo cercano, incluida su esposa, la escritora Cristina Pacheco.


Habitante de la ciudad de México, de la colonia Roma-Condesa, JEP también ha sido ciudadano de la república de las letras y militante de ella.


Como él mismo suele decir, su obra busca “sensibilizar contra la violencia, la crueldad y darte una conciencia muy grande de la presencia del otro". 


Y también con la humildad y modestia que lo caracteriza termino citando otros versos suyos: "Nada es de nadie porque todo es de todos. Un poema pertenece a quien tenga la voluntad de hacerlo suyo".
Sólo me queda invitar a reeler a José Emilio Pacheco o a leerlo, para aquellos que aún no lo conocen. ¡Hasta la próxima!







RADIOgrafías para el lunes 7 de diciembre de 2009
Por Héctor Zamarrón

No hay comentarios: